mediador familiar

Funciones del mediador familiar

En el post de hoy hablaremos sobre cuál es la función de un mediador familiar, en qué puede ayudarte y cómo soluciona los conflictos.

¿Qué es un mediador familiar?

Un mediador familiar trata de facilitar la comunicación entre personas ante la existencia de un conflicto. Los servicios más demandados son de parejas han decidido o se están cuestionando la separación o el divorcio. Ha de ser figura neutra, que trata de informar y asesorar a ambas partes.

También ayuda en conflictos como pueden ser problemas en empresas familiares, conflictos de herencias, división judicial de patrimonio, acuerdos entre hermanos, etc.

Su objetivo es conseguir que las personas implicadas en el conflicto lleguen a un acuerdo, consiguiendo la igualdad entre las partes, y así conseguir acuerdos más duraderos y menos conflictivos.

Curso superior de Mediación Familiar

Ventajas de contratar un mediador familiar

A continuación, vamos a enumerar algunas de las principales ventajas de la resolución de conflictos a través de un mediador familiar:

  • Una de las principales ventajas de contratar un mediador familiar es que las partes implicadas pueden afrontar de manera directa el conflicto, ahorrándose el pasar por un juzgado.

  • Al no tener que pasar por el juzgado, conseguimos un ahorro de tiempo y de dinero significativo.

  • Emocionalmente, también es mucho más agradable resolver el conflicto con un mediador familiar que a través de un juez.

  • Normalmente, se consigue una adaptación de las soluciones atractiva para ambas partes, lo que hace que el acuerdo sea más duradero y efectivo.

Principios básicos en una mediación familiar

  • Confidencialidad. El contenido de cada sesión ha de encontrarse siempre bajo secreto profesional.

  • Flexibilidad. Ya que el proceso de mediación debe adaptarse a los implicados en el conflicto

  • Neutralidad. La figura del mediador ha de garantizar la igualdad de las partes implicadas en el conflicto, manteniéndose neutro. No debe existir ningún tipo de preferencia o favoritismo.

  • Transparencia. Durante la mediación, el mediador debe ser totalmente transparente con los participantes de la misma, ofreciendo el asesoramiento y la información necesarias en cada momento.

Con este post, pretendemos dar visibilidad a un empleo muy demandado y poco conocido para mucha gente, y a todas las ventajas que tiene para las familias en conflicto.

Igualmente, si te gustaría trabajar como mediador familiar, te recomendamos que hagas este Curso superior de Mediación Familiar. Para nosotros, es el más completo y el que más posibilidades de empleabilidad tiene gracias a su posibilidad en prácticas de empresas.

Esperamos que este post haya sido de utilidad. Si quieres enterarte de todos nuestros post, suscríbete a nuestra Newsletter. Nos leemos la semana que viene.

¡Hasta luego!


Recibe las últimas noticias

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir las últimas novedades de este tema y las mejores oportunidades.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *