Errores a evitar en redes sociales si estás buscando empleo

Desde la llegada de Internet y más aun con la gran irrupción de las redes sociales ha variado no solo la búsqueda de empleo sino también los procesos de selección de los candidatos.

¿Sabías que más del 75% de los trabajos sólo se anuncia a través de la Red?

Las redes sociales pueden ayudarnos en las tareas de búsqueda de empleo. La revisión de los perfiles de los candidatos en las redes sociales se está convirtiendo en una práctica muy habitual en los responsables de recursos humanos de las empresas.

Por lo tanto, es muy importante estar presentes en las redes sociales pero no de cualquier forma. A continuación, te vamos a contar algunos de los errores más comunes que comenten los usuarios en las redes sociales y te daremos algunos consejos para evitar que tu candidatura sea descartada de los procesos de selección.

  • Tu perfil es tu tarjeta de visita, tu carta de presentación: hay que pensar muy bien en lo que se pone y lo que no se debe poner. Un error muy común es la incongruencia entre perfiles, es decir, tener varios perfiles con datos distintos que den lugar a confusión en cuanto a nuestra experiencia profesional o formación. El perfil debe coincidir con tu curriculum y dar una impresión profesional.
  • No tener cuidado con lo que publicamos: reflexiona detenidamente qué es lo que vas a publicar, no publiques cosas inadecuadas y evita temas polémicos (política, religión, sexualidad…), porque lo que publiques en la red puede seguirte para siempre.
  • No ser activo ni interactuar con los contactos: recuerda que las redes sociales pueden ser una excelente vía para hacer contactos así que publica contenidos interesantes, sobre todo si están relacionados con tus objetivos profesionales. Sé dinámico y actualiza tu perfil con frecuencia, responde a los comentarios y mensajes. En definitiva, forma parte e interactúa con la comunidad de usuarios.
  • Tener faltas de ortografía y emplear un vocabulario inadecuado: es importante cuidar el lenguaje que empleamos en nuestros perfiles puesto que pueden tener consecuencias negativas a la hora de seleccionar si somos el candidato idóneo. Cometer graves errores de redacción, utilizar palabras groseras y tacos reflejarán una imagen poco profesional y adecuada para ocupar un puesto de trabajo en el que la buena presencia, educación y formación es de vital importancia.
  • No tener creada tu propia Marca Personal: la marca personal es algo que hay que planificar, diseñar y trabajar a lo largo de nuestra vida profesional puesto que se crea y difunde con nuestros actos y tareas diarias tanto en el mundo online como offline. Son aquellas características que nos definen, identifican y diferencian del resto. Nuestra seña de identidad, nuestra huella, aquello que queda cuando ya no estamos.

¿Conocéis algún otro error más común? ¿Habéis tenido alguna de estas experiencias?  Contadnos y compartid vuestras opiniones 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *